"Dios mío, yo creo, adoro, espero y te amo. Te pido perdón por los que no creen, no adoran, no esperan y no te aman". [Español]: "Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo, te adoro profundamente y te ofrezco el Preciosísimo Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad de Nuestro Señor Jesucristo, presente en todos los Sagrarios del mundo, en reparación por los ultrajes, sacrilegios e indiferencias con que El mismo es ofendido. Y por los méritos infinitos de su Sagrado Corazón y del Corazón Inmaculado de María te pido la conversión de los pobres pecadores".- ORACIONES RECIBIDAS EN FATIMA.**** TODOS LOS DIAS: SANTA MISA A LAS 8:00 P.M.(Hora en Tijuana,Baja, California, México-HORA DEL PACIFICO) [Inglés]: [Italiano]: [Francés]:
        
Menú
Inicio
Adoración en Vivo
Pedido de Oración
Divina Misericordia
Horario de Trasmisión
Madre de Misericordia
Milagros Eucarísticos
Noticias de la Santa Sede
Oraciones y Devociones
S. Padre Benedicto XVI
S. Padre Juan Pablo II
Beatificación de JP II
¿Quiénes somos?
Cerrar
Oración
Búsquedas
 
  Adoración Nocturna
  Internet
Envíanos aquí tus dudas o comentarios.
Contáctanos

" SIERVO DE LOS SIERVOS DE DIOS PARA PERPETUA MEMORIA "

FECHA
IDIOMA
PENSAMIENTO
19/04/05
ESPAÑOL
Que no decaiga vuestro entusiasmo apostolico y el estilo evengelico de razonar y de actuar.
19/04/05
INGLES
Don't give up your apostolic enthusiasm and the evangelic style to think and to act.
19/04/05
ITALIANO
Non venga mai meno il vostro entusiasmo apostolico e lo stile evangelico di ragionare e di agire.
19/04/05
FRANCES
Il ne vienne jamais moins votre enthousiasme apostolique et style evangelico de raisonner et d'agir.

EL PENSAMIENTO ANTERIOR, FUE ESCRITO POR EL PAPA JUAN PABLO II, ANTES DE SU

FALLECIMIENTO, PARA SER PUBLICADO EN ESTA FECHA 19 DE ABRIL DE 2005.

ES EL ULTIMO PENSAMIENTO DE NUESTRO MUY APRECIADO

PAPA JUAN PABLO II, QUE ESTA EN EL CIELO.

__________________________________________________________________

Mensaje póstumo de Juan Pablo II para el Regina Coeli del Domingo de la Divina Misericordia
Leído tras la misa en sufragio del Santo Padre en la plaza de San Pedro del Vaticano.


CIUDAD DEL VATICANO, domingo, 3 abril 2005 (ZENIT.org).- Publicamos el mensaje que Juan Pablo II había preparado para que fuera leído con motivo de la oración mariana del «Regina Caeli» en este Domingo de la Misericordia.

Fue leído «con tanto honor y tanta nostalgia», «por explícita indicación» del Santo Padre, como él mismo dijo, por el arzobispo Leonardo Sandri, sustituto de la Secretaría de Estado, tras la celebración eucarística en sufragio por Juan Pablo II presidida por el cardenal Angelo Sodano.

* * *

¡Queridos hermanos y hermanas!

1. Resuena también hoy el gozoso Aleluya de Pascua. La pagina del Evangelio de hoy de Juan subraya que el Resucitado, la noche de ese día, se apareció a los apóstoles y «les mostró las manos y el costado» (Juan 20, 20), es decir, los signos de la dolorosa pasión impresos de manera indeleble en su cuerpo también después de la resurrección. Aquellas llagas gloriosas, que ocho días después hizo tocar al incrédulo Tomás, revelan la misericordia de Dios que «tanto amó Dios al mundo que dio a su Hijo único» (Juan 3, 16).

Este misterio de amor está en el corazón de la liturgia de hoy, domingo «in Albis», dedicado al culto de la Divina Misericordia.

2. A la humanidad, que en ocasiones parece como perdida y dominada por el poder del mal, del egoísmo y del miedo, el Señor resucitado le ofrece como don su amor que perdona, reconcilia y vuelve abril el espíritu a la esperanza. Es amor que convierte los corazones y da la paz. ¡Cuánta necesidad tiene el mundo de comprender y acoger la Divina Misericordia!

Señor, que con la muerte y la resurrección revelas el amor del Padre, nosotros creemos en ti y con confianza te repetimos hoy: Jesús, confío en ti, ten misericordia de nosotros y del mundo entero.

3. La solemnidad litúrgica de la Anunciación, que celebraremos mañana, nos lleva a contemplar con los ojos de María el inmenso misterio de este amor misericordioso que surge del Corazón de Cristo. Con su ayuda, podemos comprender el auténtico sentido de la alegría pascual, que se funda en esta certeza: Aquel a quien la Virgen llevó en su seno, que sufrió y murió por nosotros, ha resucitado verdaderamente. ¡Aleluya!
* * *

 

Agradecimiento especial a:

L&D

Por hacer realidad, el privilegio para el mundo entero,

de recibir diariamente,

el Pensamiento del Santo Padre, Juan Pablo II.

Recemos por ellos.

 

 


Avisos
Noticias
Administración
 
Usuario: 
Contraseña: 
   
 
Clima
 
Todos los derechos reservados ©2005 Adoración Nocturna Mexicana
Send me an e-mail
Av. Pio Pico No. 1750 entre 9na y 10ma Zona Centro, Tijuana, Baja California, México